MIÉRCOLES 23 Y FRACTURA DE ANDERSON

Hoy es del día del patinaje sobre hielo. Por esa razón todos deben traer guantes, chaqueta y medias gruesas. El contacto con la pista de hielo exige estas prendas toda vez que puede haber caídas. La mañana se muestra generosa con nosotros y nos permite tener el sol, aún así, el frío no se va y se acentúa sobre las sombras de los árboles y congela casi nuestros huesos. Tal vez no pareciese que fuese así de frío pero para nosotros se hace muy frío debido a las temperaturas a las cuales estamos acostumbrados en el extenso llano. Temperatura actual 0°C.

 

La clase empieza con el habitual repaso, en esta ocasión enfocado en el uso correcto del presente perfecto. Una vez se explica y se recuerda el tema, Amber, a través de algunos ejemplos, inicia la explicación del uso del presente perfecto en el momento justo en que acaba de pasar algo. Empieza el uso del JUST en el presente perfecto. La aprehensión del tema se da desde la implementación de imágenes que provocan las frases que dicen los chicos y asi afianzan este nuevo uso del tiempo que están estudiando. Ellos acaban de aprender el uso correcto del JUST. Ahora los chicos escriben oraciones utilizando la forma gramatical antes estudiada.

 

Una vez terminan, los estudiantes deben trabajar en los grupos con los cuales escribieron la historia de ayer. Ahora deben presentar la historia y repasar las líneas escritas. Tiempo del snack.

Después del receso los chicos hacen la presentación de sus historias. Actúan. Fue un espacio interesante ver presentarse a los estudiantes frente a los demás en su performance. Ahora los chicos trabajan en artes. Ayer la receta que prepararon fue play-doh, ahora crearán con ella algunas partes del cuerpo. Los estudiantes deben despertar toda su creatividad para lograr buenos resultados. Precisión, consistencia y dedicación son elementos fundamentales para lograr su cometido. Después de mucho tiempo terminan su labor. Cerebros, manos y huesos fueron resultado de la creatividad de los chicos. Tiempo del almuerzo.

 

Ahora caminamos hacia la pista de hockey. Llegamos y rápidamente estamos sobre nuestros patines. Jessica y Matthew nos acompañan a esta aventura en el hielo. Para gran porcentaje del grupo es la primera vez que patinan sobre hielo. Algunos se ven temerosos, casi a punto de llorar, otros no se esperan y se abalanzan hacia la pista y otros se deciden con calma. Algunas instrucciones son dadas y en menos de un minuto todos están sobre el hielo. Los chicos disfrutan de esta actividad, gozan, caen levemente, toman fotos, aprenden trucos, hasta se caen y allí empezamos a sufrir. Anderson se ha caído, se ha golpeado su hombro derecho, la pista se paraliza. Acudimos tan rápido como pudimos ( no fue fácil correr en los patines) y lo levantamos. Lo llevamos hacia la gradería y allí después de media hora, con el constante dolor y su cara pálida, decidimos llevarlo al médico. Es normal tener este tipo de situaciones y se supone se solucionan en media hora, al no ver ningún tipo de avance positivo antes bien persistía el dolor, la mejor opción era visitar el hospital.

 

Llegamos al hospital general. Somos atendidos en distintos pasos, triage, recepción y registro, médico (mexicano), rayos x, médico (mexicano) de nuevo, fractura de clavícula y fisioterapeuta. Luego de cerca de 5 horas en el hospital Anderson sale con un su cabestrillo que deberá usar por 6 semanas. La próxima semana iremos a ver al ortopedista. Alejandra, Ana, Valentina B. y Valentina E. nos acompañan desde afuera de urgencias todo este tiempo. Todos los chicos están pendientes desde sus casas de la noticia en desarrollo. Llegamos a nuestras casas pasadas las 9 de la noche. Las fotos de hoy terminaron en radiografía. Anderson esta mejor después de tomar su analgésico.

Escribir comentario

Comentarios: 0